jueves, 3 de noviembre de 2016

8 ideas para organizar tus ovillos.

A lo largo de la vida de toda tejedora hay un momento en el que su stash empieza a ocupar un espacio mayor al deseado. Y la verdad, no se puede evitar... es incluso peor que los zapatos, cuántos más tienes, más quieres.

Como este post va de cómo organizar ovillos y no de cómo curar nuestra pequeña obsesión, te traigo una selección de 8 ideas para almacenar tu stash.

La primera, más común y que yo misma utilizo, son las cestas de mimbre. Por supuesto con un forro para que las hebras no se dañen con el roce:


o en cajas de fruta:


Pero hay muchas más formas. Algunas de ellas me han parecido muy originales, como esta:


Utiliza botes de café forrados con papel estampado y unidos unos con otros con cola. Con los papeles estampados tan bonitos que hay ahora, seguro que te puede quedar precioso.

Esta me ha gustado mucho, porque cuando guardas los ovillos, normalmente no ves los que quedan en el fondo, y acabas desmontándolo todo. De esta manera, ves dónde está cada ovillo.
Esta idea me ha encantado. Sobre todo para aquellas que tenemos la suerte de disponer de nuestro rinconcito de labores. De esta manera, seguro tienes a mano todos tus ovillos, ordenados por colores y bien a la vista.


Los envases de caramelos Tic Tac son perfectos para guardar los últimos metros de ovillo. Así no se mezclan con otros ovillos ni se enredan. 


Otra forma de guardar los restos de ovillos, es utilizando pinzas de madera. Esta es una de las formas que utilizo, sobre todo si son hebras cortas. Además, puedes escribir en la pinza que lana y el color exacto para que nunca se te olvide.


Y si son un poco más largas, enrolla las hebras alrededor de un rollo de papel higiénico. No queda tan bonito, pero seguro así no se van enredando unas con otras.

¿Y tú? ¿Cómo organizas tus ovillos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips